sábado, 28 de julio de 2012

¿Cómo comprar monedas de colección?


¿Cómo comprar monedas de colección?

Para incursionar en el mundo de la numismática no es necesario tener alto poder adquisitivo puede comenzar la colección con monedas antiguas que tenga de su infancia; posteriormente podrá encontrar buenas oportunidades para adquirir numerarios históricos o extraños a un bajo costo.
Evite ser víctima de fraudes en la compra-venta de monedas aprendiendo a identificar la calidad de los metales para tener una idea del costo que representan; además de conocer el valor del tipo de moneda que adquiera dentro de la comunidad de coleccionistas.
Como identificar las monedas de colección
Lo primero que debe hacer es investigar por medio de manuales o un asesor numismático las monedas más cotizadas y el valor que le dan los coleccionistas; ya que el tipo de valoración normal que representa, varía de acuerdo a estos factores.
Por ejemplo, una moneda de cobre puede llegar a valer cien veces más que una moneda de oro o plata; esto se debe a que uno de los criterios más importantes para determinar el valor es su rareza y la cantidad de piezas acuñadas que se estima puedan existir en todo el mundo.
El valor de las monedas en el mercado depende de la disponibilidad de piezas y su rareza, ya que mientras sean escasas y estén en perfecto estado, los coleccionistas tendrán mayor interés en obtenerlas, puesto que también es factible que su valor aumente. El negocio numismático se rige por la ley de la oferta y la demanda: cuando una moneda se considera una pieza rara, su valor incrementa cada vez que cambia de manos.
Otro elemento importante que establece el valor de una moneda es su conservación, es decir, la condición en que está la pieza. Si se encuentra en el mismo estado que en el momento de su emisión, su valor es mayor al de una que estuvo en circulación, derivado del desgaste que ésta presenta, mientras más deteriorada, su precio es menor.
Los coleccionistas utilizan la siguiente terminología para calificar la condición de las monedas y en base a ésta podrá saber si realmente tiene el valor que se fija en el mercado:
  • Brillante sin circular: Es la más alta calidad, la pieza tiene todos los elementos originales como recién salida de la troqueladora, con el brillo original en toda su superficie sin daños o ralladuras, sólo se admiten ligeras marcas de bolsa.
  • Sin Circular: La moneda únicamente carece del brillo de la anterior, muestra ribetes brillantes en las partes profundas de la troquelación y no debe presentar huellas de uso o manchas de ningún tipo.
  • Casi sin Circular: El metal muestra ligeras huellas de uso en los puntos altos del molde, carece de brillo aunque presenta pátina.
  • Extra fina: La pieza muestra uso y un ligero achatamiento en las partes altas de la troquelación o en el diseño.
  • Fina: Toda la figura presenta desgaste y achatamiento.
  • Muy Buena: El diseño es liso y fundido con el campo de la pieza, los bordes están achatados pero son precisos, se puede apreciar la fecha y se permiten ralladuras o manchas ligeras.
  • Buena: La moneda está lisa, pero todas las letras y la fecha se distinguen aunque están casi fundidas con el campo, ya no se aprecia completamente el borde y presenta ralladuras o manchas.
  • Pobre: La pieza es reconocible aunque ya no se lean todas las palabras completas y difícilmente se identifica la fecha. Estas monedas están muy ralladas y oxidadas, normalmente de desecha o se vende por su peso.
Estos consejos le pueden ayudar a reconocer la condición en la que se encuentran las monedas que desea adquirir, de esta manera tendrá un parámetro para asignarle un valor a cada una de ellas.
Cuando acuda a comprar una moneda, el vendedor debe mostrarle (sin pretexto alguno) perfectamente bien la pieza para que la analice y pueda tomar la decisión de adquirirla. El tener mayor conocimiento en la materia le será de gran utilidad para no ser víctima de fraudes que comúnmente se dan en el manejo de dinero. Procure obtenerlas en establecimientos reconocidos o con vendedores experimentados en el ramo y con alto nivel profesional.
Para determinar el valor de la moneda tome en consideración cuatro elementos muy importantes:
  • Golpe: Las monedas bien golpeadas al momento de su producción, tienen una impresión distinta en el metal que dura más, por lo que su desgaste será menor y su precio aumentará.
  • Atractivo visual: Algunas son de un ligero brillo satinado, otras tienen un acabado en la superficie más reflectante y también puede haber monedas coloridas; estos factores las hacen atractivas a la vista de los compradores.
  • Brillo: Aunque una moneda que deslumbre atrae más que una opaca, los coleccionistas generalmente evitan los metales que han sido limpiados o retocados. Si la moneda ha estado en circulación y todavía tiene brillo, lo más seguro es que haya sido pulida.
  • Desgaste: La deterioración por uso disminuye el valor de una moneda.
La numismática es un universo que nunca deja de sorprender..Existen muchos factores que debe aprender para ser un experto en éste tipo de colecciones, además, siempre es preferible tener el mayor conocimiento en nuestras inversiones para seleccionar la mejor estrategia financiera.
Existe una cuantiosa diversidad de monedas disponibles en el mercado, desde las antiguas hasta las actuales, sus precios son variables al igual que la demanda que presentan ante los coleccionistas. Es aconsejable que identifique los tipos de monedas que desea compilar para que comience con las más económicas.
A continuación le mostraremos algunos modelos que son representativos de la época y con los cuales es recomendable que comience su colección:
  • Monedas del mundo y antiguas: Reúne monedas de un país o periodo de tiempo. Las que normalmente se sugieren por su bajo costo son: la Británica half-farthing (1842-1869), Guilders acuñada en Alemania desde la segunda mitad del siglo XIV, los Francos de Gallos y la China Pandas de Oro. Las monedas históricas serían, un drachma de plata usada durante el tiempo de Alejandro el Grande o un denarius de plata de principios del imperio romano.
  • Monedas de Estados Unidos: Las series conmemorativas recientes son muy asediadas como: la serie de 50 monedas estatales de cuarto de dólar, la serie del viaje de oeste que conmemora el bicentenario de la expedición de Louis y Clark y la Compra de Louisiana, la medalla de la paz y las monedas de cinco centavos Keelboat son dos de las monedas de esta serie, los dólares de plata de Morgan (1878-1921) muy buscados, al igual que las monedas de 5 centavos de la cabeza de la libertad (1883-1913) o la serie posterior de monedas de 5 centavos de cabeza de indio (1913-1938); la moneda de tres centavos americana o un águila que se produjo en la Fiebre del Oro.
  • Monedas particulares: Busque monedas de denominación o tipo particular, como la de medio dólar de plata o el cuarto de dólar de Washington.
  • Monedas temáticas: Realice su colección en base al tema que le agrade, por ejemplo, animales o vehículos.
  • Monedas con Error: Existen monedas antiguas y actuales que presentan algún defecto en la forma, fecha, diseño o inscripción, también es factible incluirlas en su colección.
Tomando en cuenta todos los elementos que mencionamos, aunado a una asesoría especializada, podría comenzar una colección fructífera y exitosa, sin ser vulnerable a un fraude que afecte sus finanzas.

Se ha producido un error en este gadget.

Google+ Followers